domingo, 28 de abril de 2013

El Perro Lobo Cántabro (Tercera Parte)

Este artículo es el tercero que dedico al asunto del perro lobo cántabro, así que recomiendo a los nuevos lectores que echen un vistazo a los textos precedentes, ya que de lo contrario les resultará algo complicado seguir el desarrollo de la historia.

Por otro lado me gustaría aclarar que debido a la estrafalaria advertencia que el administrador del grupo de facebook ‘La Cinofilia Española’ ha hecho pública, en la cual advierte de que tomará medidas legales frente a cualquiera que emplee capturas de pantalla de su web, no voy a emplear ningún material gráfico salido de ese sitio. Lo cierto es que dicha persona no parece estar muy bien informada de la ley en lo que respecta al derecho de cita y el uso real del copyright, por lo que su amenaza no tiene ningún tipo de validez, al menos en los términos que él pretende; no obstante, está lejos de mi intención alimentar su natural victimismo, así que tal y como ya he dicho no haré uso de ningún material gráfico extraído de ‘La Cinofilia Española’.

--------------------------------

El 'perro lobo’ (tercera parte):

El 1 de octubre de 2012 un usuario que escribía bajo el ‘nick’ de Alberto Alsaciano intervino en los grupos de facebook ‘La Cinofilia Española’ y ‘El Perro Lobo Español’, colgando dos fotos, la primera de lo que decía que era un can de palleiro y la segunda de un presunto perro lobo español. Bajo estas líneas las capturas de pantalla originales aparecidas en ‘El perro Lobo Español’ junto a los comentarios que suscitaron - aclaro que las capturas de pantalla de las fotos fueron tomadas en las fechas en las cuales acontecieron estos sucesos y en cambio las de los comentarios se capturaron ayer mismo en el grupo 'El Perro Lobo Español' y por eso 'Alberto Alsaciano' aparece con su nuevo nick 'Angel de Estrasburgo' y un avatar diferente aunque se trate de la misma cuenta de facebook y de las mismas intervenciones de octubre de 2012:







Ante mi asombro ese mismo día las instantáneas recibieron una agradable acogida por parte de muchos internautas, motivando diversas intervenciones en las que se alababa la acción. Entre ellas la más significativa fue la de Nando Rojas, cabeza visible en aquel momento del movimiento a favor del perro lobo, quien textualmente dijo:

'' Me parece un ejemplar muy bueno, lástima de vuelta en la cola, si no sería magnífico. El temperamento es normal Alberto, suele ocurrir por la despreocupación de los dueños a la hora de socializar, en muchos casos prefieren que sean así.'' 

Tras esto, y creo que ya al otro día, el usuario que firmaba como Alberto Alsaciano parece tomar más confianza y publica en al 'Cinofilia Española' la siguiente foto acompañada del texto que aparece justo debajo:

Lobero español procedente de León. La foto me la ha pasado un conocido de origen leonés cuya familia reside en Madrid desde los años 40 del pasado siglo. Data del año 1952 y está realizada en un chalé de la exclusiva zona de Puerta de Hierro, en Madrid. Al parecer hasta los años 80 tuvieron en la familia muchos loberos que traían de la parte leonesa de los Picos de Europa y los empleaban como perros de guarda y de familia.

A las pocas horas otro de los participantes en ese grupo expresa públicamente sus dudas sobre esta última publicación afirmando que ese animal ha de ser necesariamente un pastor alemán de los más antiguos. Hasta ese momento, acostumbrado ya a actuar en minoría frente a los ‘loberistas’, yo mismo había preferido mantenerme a la expectativa, pero tras ese comentario secundo al citado internauta, expreso mis dudas con respecto a la foto y ya abiertamente, y por enésima vez, explico lo que pienso acerca del ‘perro lobo español’. Esto motiva una serie de intervenciones y ataques de Nando Rojas de las que no se puede extraer nada porque están tan vacíos de contenido como casi todo lo que se ha venido expresando desde el sector de los defensores del ‘perro lobo’- siempre se niegan a contestar preguntas cruciales y echan permanentemente ‘balones fuera’ ante todas las cuestiones que les planteo.

Al día siguiente, tras una búsqueda por multitud de bases de datos donde aparecen fotos de pastores alemanes de principios del siglo XX, doy con la foto original del presunto lobero que resultó ser efectivamente la instantánea de un pastor alemán tomada en 1920 en New Jersey (Estados Unidos).




Seguidamente publico esa misma información en ‘La Cinofilia Española’ y entonces descubro, para mi asombro, que algunas personas continúan con su defensa cerrada del usuario que las había colgado en la web y además siguen avalando la veracidad de las otras dos primeras fotos.

Lo que ocurre al día siguiente es sencillamente delirante, porque Alberto Alsaciano comienza a enviarme decenas de correos amenazantes, mientras en el citado grupo de facebook todo sigue igual. Además a esto se le une el hecho de que Nando Rojas está tan impactado con el primer presunto ejemplar de ‘lobero’ que le pide de forma pública más información a Alberto Alsaciano acerca del perro en cuestión y , tras un intercambio verbal tanto en su grupo de facebook como de forma privada, finalmente le pregunta si al dueño de ese animal le importaría cruzarlo con alguna perra… Tengamos en cuenta que todo esto se produce después de saberse que la tercera foto publicada era falsa, lo cual dejó a algunas personas bastante sorprendidas ya que no parecía una manera de actuar muy prudente ni muy ética por parte de Nando Rojas.

Mientras tanto, yo sigo por mi cuenta indagando y finalmente a través del servicio de imágenes de google doy con las webs originales de las cuales se habían extraído las dos primeras fotos:

http://www.ghostweb.com/pet_memorial.html



http://www.redding.com/news/2009/oct/17/rescued-dog-missing-montgomery-creek-area/




Queda pues demostrado que todo había sido un burdo engaño, el supuesto can de palleiro era en realidad una perra mestiza de pastor alemán y el perro lobo un cruce de husky y de nuevo de pastor alemán. Tras esto se suceden otros dos días que yo calificaría como demenciales, ya que Alberto Alsaciano continúa campando tanto por el grupo de ‘La Cinofilia Española’ como por el del ‘Perro Lobo Español’ con la promesa de que va a desenmascararme el viernes de esa misma semana y a demostrar que le he tendido una trampa, me envía correos directamente con capturas de pantalla de los mensajes privados que se cruza con Nando Rojas y con Campo Claro- el administrador de ‘La Cinofilia Española’- y me amenaza de formas disparatadas.

No obstante el jueves las cosas empiezan a encajar, porque el tono que emplea Alberto Alsaciano es cada vez más caricaturesco, se pasa los días participando en cada nueva discusión que hay en el grupo, diciendo incoherencias de todo tipo, inventando datos absurdos de cualquiera de las razas de las que allí se habla, detallando sus problemas estomacales y parodiando al administrador Campo Claro. Parece estar cada vez más claro que el usuario en cuestión es una especie de ‘troll’ que lo único que quiere es ridiculizar a ciertas personas. El paroxismo final llega el viernes de esa semana, cuando este personaje publica un video de un lobo marsupial al que pretende hacer pasar por un lobero. Pero lo más divertido es el texto que acompaña a la breve filmación, el cual no es sino un pequeño monólogo de carácter humorístico en el que entre otras cosas dice que es perseguido por un sicario al que supuestamente yo he pagado, anuncia su próxima muerte y de paso nos cuenta algunos detalles sexuales de su propia vida.



Tras este espantoso ridículo, tanto el administrador de’ La Cinofilia Española’ como el del ‘Perro Lobo’ llegaron a la conclusión de que Alberto Alsaciano se había estado cachondeando de ellos durante una semana, que no tenía nada que aportar y finalmente lo expulsaron. La humillación fue tan dura que en ‘Cinofilia Española’ borraron todo rastro del incidente, pero en cambio en ‘El Perro Lobo’ todavía se puede disfrutar de los mensajes disparatados con que este personaje nos obsequió a principios del octubre pasado- aunque aviso, tal y como ya dije antes, que el tipo se ha cambiado de nick y ahora incluso sus intervenciones de aquella época aparece bajo el nombre de Angel de Estrasburgo. No obstante merece la pena leer sus delirios porque hay que reconocer que es un genio del humor.


Conclusiones:

 A) En las decenas de correos que intercambié con el citado troll nunca llegué a sacar nada en claro; al principio me engañó y llegué a creer que era una especie de fanático del perro lobo, pero tras destaparse su faceta caricaturesca quedó patente que su fin último era única y exclusivamente hacer daño a todos los vinculados a esa ficticia raza. De hecho ese detalle llevó a que algunos me acusasen de ser la persona que estaba detrás de todo, en mi defensa diré que está más que probada mi infinita paciencia a través de muchas discusiones en esos mismos grupos y que incluso si me hubiese pasado, por decirlo de alguna manera, al ‘lado oscuro’ jamás hubiese llevado a cabo una chapuza como esa que derivó hacia lo cómico en apenas tres días. Todo parecía muy precipitado y el engaño era demasiado burdo, parecía más bien una broma de adolescente sin la templanza necesaria para aguantar la mascarada durante el tiempo suficiente.

Y es que en definitiva mi opinión final va en esa dirección: alguien bastante joven supo de la curiosa iniciativa del perro lobo y quizás al ser aficionado a alguna otra raza lupoide- tipo pastor alemán o perro lobo checo- decidió hacer chanza a cuenta del asunto.

B) Al margen de que la actitud del troll no tiene ninguna justificación, no es menos cierto que ayudó a mostrar una vez más la absoluta falta de argumentos de los defensores del ‘lobero’ y la inexistencia de rigor alguno en su ‘argumentario’ oficial. La secuencia de los hechos los deja totalmente en evidencia:

1-Un tipo desconocido sube fotos de unos perros con aire mestizo y se inventa una bonita historia. Todos le creen y le alaban.

2-Se descubre que de entrada una de las fotos es falsa, PERO él no pierde el crédito ante los que antes le alababan y, para colmo, la persona que resulta ser la cabeza visible en internet del movimiento del perro lobo le pide información sobre uno de los perros que aparece en otra foto;  entonces le ofrece cruzarlo con una lobera…

3-Se descubre que las otras dos fotos eran también falsas, los que alababan al impostor entonces se quedan en shock y en lugar de pedirnos disculpas a los críticos esperan dos días más para ver si ocurre un milagro y el troll en un golpe de efecto ‘arregla’ la situación.

4-Al final todo acaba en un ridículo espantoso, pero los partidarios del perro lobo se limitan a hacerse las víctimas y no dan ningún tipo de explicación.

C) A raíz de este ‘gol’, de esta humillación tan absolutamente brutal para la gente de la Asociación del Perro Lobo, estos se volvieron más cautos y empezaron a controlar los perros que mostraban en su grupo, a partir de ese momento ya solo colgaron fotos de animales con aspecto de mestizo de pastor alemán color sable, lo cual fue una mejora, porque hasta entonces colgaban casi cualquier cosa. De modo que al final el troll Alberto Alsaciano les hizo hasta un favor de cara a hacer un poco más presentable todo el tinglado cutre que gira en torno al invento del perro lobo cántabro… o español- el nombre oficial cambia según el humor con el que se levanten.

CONTINUARÁ...

3 comentarios:

  1. Increíble. Aquí ocurre como con los políticos: les desenmascaras pero le dan mil vueltas a argumentos estúpidos y siguen con el tema. Como si no hubiera pasado nada. Pues a mí no me ha ocurrido esto. Acabo de perder todo el interés en el denominado perro lobo. No en el perro en sí, sino en el fenómeno porque es cada vez mas claro que se han montado un negocio más o menos lucrativo. Pobres perros. Dentro de poco veremos en las perreras o en las calles ejemplares de estos perros que se venden como rosquillas.

    ResponderEliminar
  2. Dentro de poco.... las perreras estan llenas de estos cruces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que en una protectora de Reinosa tuvieron algún ejemplar que además procedía de un conocido 'criador' de la zona. Crían sin sentido y no saben ni los que les va a salir, así que ya han tenido algún ejemplar 'problemático'.

      Pero bueno... ¿qué se puede esperar de gente que cría perros como el que hace churros y luego los vende casi al peso?

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...