viernes, 10 de febrero de 2012

Las “Pit rules” de Al Brown

El texto que acompaña a este artículo es una traducción de las 'reglas pit' redactadas por Al Brown en 1920, las cuales fueron empleadas como base para las posteriores 'cajun rules' de Gaboon Trahan. Hasta esa fecha, los enfrentamientos entre pit bulls se habían venido rigiendo, primero por reglamentos británicos, y más tarde por algunos otros ya confeccionados en EE.UU, como el de la UKC.

Incluyen también un apóstrofe final en el cual se señalan las diferencias de este primitivo código con respecto al posterior de 1950; de todos modos las 'cajun rules' tienen un capítulo propio en esta bitácora a continuación de este mismo.

Aclaro también que el 90 % - por no decir el 100 % - de las traducciones al castellano de estas reglas que circulan por internet e incluso en algún medio escrito, son una copia palabra por palabra de la versión que yo publiqué en 1999 - y tengo pruebas digitales en forma de correos electrónicos que lo atestiguan. No pretendo vanagloriarme de ese hecho, porque, al fin y al cabo, tampoco es ninguna hazaña intelectual , pero no deja de resultar curioso que cierta gente lleve más de 13 años firmando como suya una traducción que no es de su autoría, sino un burdo plagio.

En cuanto a las webs que se limitan a reproducir el texto sin hacer referencia a ningún traductor conocido, he de decir que no tengo ningún problema con ese hecho; porque además estoy seguro que desconocen realmente quién fue la persona que originariamente llevó a cabo la labor de traducción al castellano, y porque tampoco creo que en el contexto colaborativo de la web 2.0. actual tenga demasiado sentido darle importancia a algo así.

Pero lo que no me parece correcto es que alguien se atribuya méritos firmando con su nombre y apellidos un trabajo- por nimio que sea- que no le pertenece.



REGLAS PIT (por Al Brown, 1920):


Regla 1: Los contendientes seleccionarán un árbitro que esté familiarizado con las reglas y que satisfaga a ambas partes. El árbitro nombrará entonces a su “time keeper” -el encargado de controlar el tiempo. Cada “handler” seleccionará a un hombre que actúe como su segundo o “cornerman” – hombre del rincón- cuyos deberes son los de lavar al perro del oponente y permanecer cerca de la esquina de este perro como observador.

Regla 2: Cada “handler” – manejador- proporcionará dos toallas limpias y una manta adecuada para ser usadas por su oponente. Cualquiera de los “handlers” puede demandar que el “handler” contrario y su “cornerman” se descubran los brazos hasta los codos; también el “handler” puede probar el agua del perro de su oponente antes o después del combate - puede hacerlo hasta que el árbitro emita su juicio sobre el combate.

Regla 3: Nada de agua, esponjas, toallas u otros accesorios son permitidos en el “pit” en ningún momento, sólo el árbitro dispondrá de un “breaking stick” adecuado y de un lápiz; también de una copia de estas reglas. El “pit” no será de menos de 16 pies - 4,8768 metros- por cada lado, cuando sea posible con una lona cubriendo el suelo sobre la cual se habrán pintado o dibujado con tiza , separadas por 12,5 pies - 3,81 metros- las “scratch-lines” – habrá también una línea central.
Al Brown junto a Tacoma Jack, un pit bull que curiosamente aportó buena parte de la 'sangre' a las líneas fundacionales de american staffordshire terrier

Regla 4: El árbitro lanzará una moneda al aire y los “handlers” elegirán cara o cruz. El ganador del sorteo decidirá qué perro es lavado primero y también en qué esquina – o rincón- estará cada uno.

Regla 5: Los perros serán lavados a un lado del “pit” en agua tibia con algún jabón en polvo autorizado y luego aclarados. El primer perro en ser lavado será llevado y retenido en la tina – bañera o bañadera- por su “handler” para que lo lave el “cornerman” rival. Cuando el árbitro diga que ya está limpio será aclarado en otra tina separada, con agua también tibia y limpia, luego será secado con una toalla tanto como sea posible, envuelto en la manta proporcionada y llevado por su “handler” a la esquina señalada, será acompañado también por el hombre que lo ha lavado. Estas serán las dos únicas personas a las que se les permitirá estar cerca cerca del perro hasta que el combate empiece. El otro perro será ahora llevado a la tina, retenido allí por su “handler” y lavado ( con el mismo agua) por el “cornerman” rival. Cuando el árbitro diga que el perro ya está limpio será aclarado y secado, luego su “handler” lo llevará a su esquina acompañándo también del hombre que lo lavó.

Regla 6: El árbitro ahora preguntará “ ¿ están las dos esquinas – o rincones – preparadas ? ”, si es así “cornermen fuera del pit”, “encarad vuestros perros”, “dejadlos ir”. El “timekeeper” se fijará en la hora y la anotará como futura referencia.

Regla 7: Cualquier perro que salte del “pit” es automáticamente dado por perdedor del combate sin ser necesario ningún “scratch”, tampoco se obliga ni se permite hacer el “scratch” contra un perro muerto. El vivo es el ganador.

Regla 8: Si alguno de los perros se llegase a morder el labio atravesándoselo con su propio colmillo el árbitro ordenará a los “handlers” que agarren a sus perros hasta que el “handler” afectado pueda liberar el labio de su perro que ha quedado trabado con el colmillo. Si esto no es posible el árbitro separará a los perros con el apropiado “breaking stck” y luego liberará el labio del perro ( “unfang”) usando un lapiz. El árbitro entonces ordenará que los “handlers” coloquen a sus perros sobre el suelo cerca del centro del “pit” y separados aproximadamente por dos pies - 60,96 cm- de distancia y dará la orden de “dejadlos ir”. Esto no constituye “turn” ni “manejo” y no cuenta para los futuros “scratches”.

Regla 9: Esto que viene a continuación es para que haya un combate con sucesión de “turns” y “scratches” justo, hasta que los perros – o siempre y cuando no - abandonen la lucha -ya que en este último caso será la regla 13 la que tome el control. El primer perro en hacer “turn” debe de “scratchar” primero; a partir de entonces lo harán alternativamente -sin importar cual de los perros hace “turn” -hasta que uno de los dos no haga el “scratch” y entonces habrá perdido el combate.

Regla 10: Para que el “turn” sea legal el perro acusado de hacerlo deberá haber vuelto su cabeza, hombros y pies delanteros dando la espalda a su adversario y sin considerar si los perros se estaban tocando de otra manera.

Regla 11: El árbitro decidirá todos los “turns”, a pesar de que cualquiera de los “handlers” pidan “turn” para alguno de los perros. Si el árbitro dictamina que ha habido “turn” ordenará a los “handlers” que “levanten” sus perros libres de presa tan pronto como sea posible y si accidentalmente cualquiera de los perros establece una presa de nuevo, los “handlers” depositarán a sus perros en el suelo de inmediato e intentarán de nuevo levantar a sus perros libres de presa. Una vez hayan conseguido levantarlos de esta manera los perros han de ser mantenidos en sus esquinas respectivas y encarados lejos de sus oponentes. El “timekeeper” anotará el tiempo y empezará la cuenta - no en voz alta- y el árbitro avisará al “handler” cuyo perro perro debe de realizar el “scratch”.
Al Brown, ya anciano, justo en el centro de la foto
Regla 12: A los 25 segundos el “timekeeper” dirá “preparados”. Al oir estas instrucciones cada “handler” debe de tocar con la punta de los pies su línea de “scratch” y encarar a su perro hacia el otro oponente con la cabeza y los hombros de este sobresaliendo justo entre sus piernas con las cuatro patas apoyadas sobre la lona. A los 30 segundos el “timekeeper” dirá “déjadlo ir” y el “handler” cuyo perro debe de hacer el “scratch” instantaneamente apartará sus manos de todo contacto con el perro y también lo liberará de la presión de sus piernas contra su cuerpo. El perro debe de salir en busca del otro y el “handler” debe de permanecer detrás de su línea hasta que su perro haya completado el “scratch” o el árbitro haya dictaminado sobre él. No hay límite de tiempo requerido para completar el “scratch”. Pero, cuando se pronuncien las palabras “dejadlos ir” el perro debe de echar a correr hacia su oponente. Le está permitido desviarse de la línea recta, caerse, gatear, arrastrarse o autoimpulsarse con tal de que haga un esfuerzo continuado y NO TITUBEE O SE PARE hasta que haya alcanzado y tocado a su oponente. El “handler” opuesto puede soltar ( es algo opcional) a su perro en cualquier momento que lo crea oportuno después de la orden “dejadlos ir” ( un instante después de que el otro perro haya salido, o al menos eso entiendo yo) Sin embargo debe de hacerlo obligatoriamente tan pronto como los perros hayan entrado en contacto.

Regla 12 A : Esta es una regla alternativa para aquellos “handlers” que deseen que sus perros tengan una “cuenta” en la esquina. Es igual en todo a la regla 12 excepto que después de los 30 segundos, cuando el “timekeeper” dice “déjalo ir” el árbitro contará en voz alta en intervalos tan aproximados al segundo como sea posible 1… 2… TIEMPO ( 3 segundos), y el perro deberá de estar fuera de su esquina y en camino antes de que el árbitro diga TIEMPO o pierde.

Regla 13: Si los perros han abandonado aparentemente la pelea, si están imposibilitados, agotados, y sin considerar si ambos están “abajo” o uno está “abajo” y el otro sobre él, pero ninguno tiene presa, el árbitro preguntará si están dispuestos los “handlers” a scratchar” para la victoria o la derrota. Si es así, procederán a hacerlo, pero si alguno de los “handlers” no está dispuesto, entonces el árbitro instruirá al “timekeeper” para que anote el tiempo y haga una cuenta de dos minutos. Si alguno de los perros rompe la cuenta entonces nada habrá cambiado pero si al final de los dos minutos, los perros están en las mismas posiciones relativas y ninguno ha hecho presa el árbitro ordenará a los “handlers” “manejad los perros” ( se refiere a levantarlos libres de presa). Cuando los hayan levantado serán llevados a sus esquinas y el procedimiento será el mismo que en un “turn” y “manejo” normales. Si no ha habido un “turn” o un “manejo” previos para establecer el orden de “scratch” el perro que ha estado más tiempo sin hacer presa – normalmente el que está abajo- “scratchará” primero, entonces, tan pronto como vuelvan a estar libres de presa los perros serán levantados y el otro perro “scratchará”. Si uno de los perros fallara o rehusara el “scratch” perderá el combate. Si ambos perros fallasen el “scratch” el árbitro dirá que no hay combate pero si ambos perros hicieron sus “scratches” iniciales los “handlers” por un acuerdo podrían pedir al árbitro que decida que hay empate. El árbitro entonces declarará el combate empatado. De otra manera el combate continuará de esta forma: en cualquier momento que los perros no tengan presa y no peleen el árbitro ordenará que sean manejados y “scratchen” alternativamente hasta que uno falle en el “scratch” y así pierda. No se presta atención a los “turns” – después de que la regla 13 entre en acción excepto como posible oportunidad para manejar.

EL ÁRBITRO TIENE AUTORIDAD PLENA Y SU DECISIÓN ES FINAL EN TODAS LAS MATERIAS.

Regla 14: Faltas que serán causa de combate perdido:

A) Abandonar el “pit” con o sin el perro antes de que el árbitro haya dado la orden.
B) Recibir cualquier cosa de fuera del “pit”, o permitir que alguien de fuera del “pit” toque o asista al perro.
C) Empujar, tamborilear con los dedos, abalanzarse, dar palmadas con las manos o cualquier otra clase de asistencia a través de la raya de “scratch”, excepto animar al perro con la voz.
D) Cruzar la línea de “scratch” antes de que el perro haya completado su “scratch” o el árbitro lo haya ordenado.
E) Dar pisotones en el suelo del “pit”, patadas a los lados del “pit”, gritar para dar órdenes al perro del oponente o – en opinión del árbitro – hacer cualquier cosa para distraer o estorbar a cualquiera de los perros mientras están haciendo un “scratch” o luchando, para modificar el resultado del combate.
F) Obstaculizar al “handler” rival o tocar a cualquier perro antes de la orden “manejadlos”.
G) Usar friegas, veneno o “HYPO” ( realmente no sé a qué hace referencia este término así que no lo he traducido) en cualquier perro.

Regla 15: Si existe alguna interferencia del exterior antes de que haya finalizado el combate el árbitro tendrá plena autoridad para declarar que “NO HAY COMBATE” y designar el lugar y la hora donde el combate será reanudado y peleado hasta el final, por decisión arbitral – el mismo árbitro presidirá. También el árbitro insistirá en que los perros sean lavados y pesados- en su presencia- y los perros pesen lo especificado en el artículo original del acuerdo, y hará esto tantas veces como sea necesario para concluir el combate.

VARIACIONES CAJUN:

En lugar de la regla 12 A en la que un perro tiene tres segundos para abandonar la esquina – o rincón- se le dan para cruzar hasta el otro perro.

La cuenta de 30 segundos sin presa es generalmente usada, y el perro de abajo debe siempre hacer el “scratch” primero - a menos que ambos perros estén abajo sin ninguna posición de ventaja.

El “pit” puede cubrirse con alfombras más que con lonas -Regla 3 -, la línea de “scratch” puede consistir en una de esas cintas modernas y la línea central – entre las dos de “scratch” – se omite a menudo.

Nota: Las reglas Cajun son la norma aceptada hoy en día, sin embargo alguna gente usará 20 segundos de tiempo de “scratch” en lugar de los 10 segundos más comúnmente usados. Esta no es una regla para fechar ( supongo que se refiere a que no es oficial ni aparece escrita en ningún sitio) sin embargo está siendo usada más frecuentemente. Sean conscientes de las reglas antes del espectáculo, incluyendo el tiempo de “scratch” que va a ser usado. Mantengan una copia de estas reglas cerca en todo momento y tomen nota de cualquier cambio que hayan acordado antes del espectáculo.

ES SU RESPONSABILIDAD CONOCER LAS REGLAS Y ATENERSE A ELLAS EN TODO MOMENTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...