viernes, 10 de febrero de 2012

“Cajun rules” (por “Gaboon” Trahan, ca.1950)

En este artículo se reproduce mi propia traducción al castellano de las famosísimas 'cajun rules' redactadas por 'Gaboon' Trahan hacia 1950.

Estas reglas han pasado a la historia por ser la versión definitiva por la cual se rigen las peleas de pit bulls profesionales en todo el mundo. Naturalmente, hoy en día a todos los amantes de los animales nos parecen un código cruel - y sobretodo ilegal- pero en su contexto supusieron un avance extraordinario - junto a las anteriores de Al Brown- ya que al poner todo el énfasis en la demostración del 'game' de cada perro- que se plasma en los 'scratches'- y no en la aniquilación del contrario hasta la muerte, se conseguía por primera vez que muchas peleas terminasen con ambos combatientes vivos o incluso sin grandes daños- en el caso de que uno de los perros fuese claramente 'cur' y fallase en su primer 'scratch'.

En cierta forma, podemos decir que este reglamente premia la valentía de los pit bull, la 'finura', el instinto natural de combatividad que hace tan distintos a estos animales con respecto a otras castas caninas, frente a la simple fuerza bruta o la habilidad en combate - que son necesarias, pero jamáss definitivas bajo este reglamento.

De todos modos hay que aclarar, tal y como señalo en un artículo anterior, que estas reglas tienen su base casi total en las 'pit rules' de Al Brown, redactadas 30 años antes. Trahan hizo tan sólo unas ligeras modificaciones y añadió un nombre curioso al reglamento - el término 'cajun' hace referencia a la comunidad francófona tan propia de la zona pantanosa de Luisiana, de donde era natural el propio autor de estas reglas, de hecho era un jefe de policía...

Nota: Me veo en la obligación de aclarar que también en esta ocasión, al igual que ya hice en el artículo relativo a las 'pit rules',  la casi totalidad de las traducciones que circulan por la red son una copia literal de la que yo realicé en 1999.

REGLAS CAJUN:


Regla 1: El tamaño del “pit” es opcional; será un cuadrado con lados de 2 pies de alto - 60,96 cm- y líneas de “scratch” separadas por 12 pies -3,6576 metros.

Regla 2: El árbitro será elegido antes del pesaje y lavado de los perros, y arbitrará el combate de acuerdo con estas reglas siendo su decisión inapelable.

Regla 3: El arbitro supervisará que los perros sean pesados a la hora acordada y si alguno de ellos sobrepasa el peso convenido perderá el dinero del “forfeit” ( de la “prenda” en un juego con apuestas)

Regla 4: Las partes echarán a suertes ,lanzando una moneda al aire, quién es el primer perro en ser lavado; cada parte facilitará dos toallas limpias y una manta.

Regla 5: Si es requerido para ello el árbitro inspeccionará a la persona nombrada para lavar los perros, teniéndose ésta entonces que descubrir los brazos hasta el codo, lavar a ambos perros en la misma agua templada y aclararlos en su mitad de agua proporcionada para este propósito.

Regla 6: Una vez los perros estén limpios y secos volverán con sus “handlers” – manejadores- y de inmediato serán colocados en la esquina – o rincón - del “pit” designado por el árbitro; el árbitro deberá inspeccionar a los “handlers” para evitar el juego sucio y comprobar que hayan descubierto sus brazos hasta el codo antes de recibir a sus perros, debiéndolos mantener de esta forma durante todo el combate.
Típico 'yard' donde son alimentados y entrenados los pit bulls que luego tomarán parte en las peleas, en concreto la foto está tomada en Luisiana en un criadero real de 'game pits', un lugar probablemente muy similar al que poseía Gaboon Trahan, el creador de las 'Cajun Rules'

Regla 7: Al propietario del perro o a su representante se le permitirá en todo momento permanecer cerca de su perro y vigilar para ver que no se le haga ningún daño; también le será permitido a cada propietario seleccionar a un hombre o a él mismo para vigilar al perro y al “handler” contrarios todo el tiempo y ver que no se les da alguna ventaja antirreglamentaria.

Regla 8: Cualquier propietario de perro, “handler” o vigilante si ve alguna cosa que no es correcta debe inmediatamente apelar al árbitro y esperar su decisión. Y si algún “handler”, vigilante o propietario viola alguna de estas reglas y de ese modo favorece a cualquiera de los perros, el perro favorecido debe de inmediato ser declarado perdedor.

Regla 9: Las partes interesadas elegirán un “timekeeper” - el que controla el tiempo, las cuentas- que estará a un lado del “pit”.

Regla 10: Los perros serán colocados en sus esquinas del “pit”, esquinas opuestas, con las caras vueltas de espaldas el uno respecto al otro y sólos con sus “handlers” dentro del “pit”. Entonces el arbitro dirá “encarad a vuestros perros”. Cada “handler” debe siempre mostrar a su perro con la cabeza y los hombros totalmente entre sus piernas. El arbitro dirá “dejadlos ir” pero los “handlers” nunca deben empujar a sus perros ni abandonar sus rincones hasta que los dos perros estén juntos.

Regla 11: Cuando uno de los perros vuelva su cabeza y sus hombros de espaldas a su oponente después de que la lucha haya comenzado es un “turn”, bien esté el perro con presa o libre de ella. El “handler” debe de exigir el “turn” y el árbitro debe de aceptar la demanda si cree que es un “turn”; de todos modos el árbitro debe de señalar el primer “turn” limpio – que se ajuste a las reglas- que vea, lo reclame el “handler” afectado o no lo reclame. Cuando el árbitro señale un “turn” dirá “manejad vuestros perros” y entonces cada “handler” deberá levantar a su perro tan pronto como pueda sin romper ninguna presa. Los “handlers” llevarán a sus perros a los respectivos rincones y el árbitro dirá “encarad vuestros perros”. Entonces los “handlers” deben mostrar la cabeza y los hombros de sus perros entre sus piernas mirando hacia el centro del “pit”. El perro que ha hecho el “turn” primero debe de hacer el “scratch” primero. En 5 segundos el árbitro dirá “déjalo ir”, entonces el “handler” cuyo perro ha hecho el “turn” debe de soltarlo y este perro debe de cruzar el “pit” y morder al otro. Si cuando lo sueltan rehusa empezar la carrera de inmediato, se para por el camino o falla al alcanzar a su oponente, este último será declarado el ganador. A un “handler” se le permite soltar a su perro en cualquier momento que él lo crea adecuado después de que el perro que tiene que hacer el “scratch” haya comenzado. Debe de soltarlo (necesariamente) cuando los dos perros se lleguen a tocar pero no está obligado hasta entonces.

Regla 12:
A) Si ningún perro ha hecho “turn” y cesan de pelear, después de 60 segundos sin ninguna acción, el perro que esté abajo hará el “scratch” primero; si hace el “scratch” con éxito entonces la pelea estará viva e irán haciendo “scratches” por turnos hasta que el combate se decida.
B) Si el perro de abajo falla su “scratch” el otro sólo tendrá que hacer un “scratch” para ganar. Si este también falla su “scratch” el combate será declarado empate por el árbitro.
C) Ningún “handler” podrá manejar a su perro hasta que lo ordene el árbitro y si lo hace eso será considerado como falta y perderá el combate.
D) No se podrán usar “flash pictures” (realmente no sé si se refiere a flashes deslumbrantes, como los de las cámaras fotográficas o no) o golpear en las paredes del “pit” a menos que haya un acuerdo entre los adversarios.

Regla 13: Después de que los perros estén juntos en ese momento cualquier “handler” puede “levantar” a su perro cuando no tenga ninguna presa establecida si lo ordena el árbitro. Si lo intenta levantar y cualquiera de los perros tiene una presa ha de soltarlo de inmediato. Si recoge al perro libre de presa ambos “handlers” deben de “manejar” de inmediato: llevar a sus perros a los respectivos rincones y proceder de la misma manera que en el primer “turn”, exceptuando que ahora al perro que hizo antes el “scratch” se le permite permanecer en su esquina mientras el oponente “scratcha”; esto lo harán de forma alternativa hasta que uno de ellos sea declarado vencedor bajo estas reglas. El árbitro no prestará atención a los “turns” después del primer “scratch”.

Regla 14: Si uno de los perros se clava su propio colmillo en el labio a su “handler” se le permite “unfang” -desclavar el labio, liberarlo del colmillo. Si los perros son separados para hacer esto, se los soltará de nuevo, a ambos al mismo tiempo, a dos pies - 60,96 cm-de distancia en el centro del “pit”.

Regla 15: No se permite a los “handlers” meter esponjas, toallas u otras cosas dentro del “pit” excepto una botella de bebida para el perro y un ventilador para mantenerlo fresco. Los “handlers” deben de probar la bebida de sus perros antes que el árbitro para mostrar que no contiene veneno.

Regla 16: Si el “handler” de cualquier perro es visto tomando cualquier clase de cosa de alguien de fuera del “pit” es declarado perdedor. Cada parte tiene derecho a colocar un hombre cerca del rincón de su oponente para vigilar al “handler”. Si este ve que el “handler” pone alguna cosa en su perro puede apelar al árbitro y si este encuentra algo en el perro será declarado perdedor.

Regla 17: Si el “handler” abandona el “pit” con su perro antes de que el árbitro emita su juicio perderá el combate.

Regla 18: Se permite a los “handlers” animar a sus perros con la voz, con palmadas o chasqueando los dedos pero no pueden tocar a sus perros o usar métodos sucios y antirreglamentarios como evitar que sus perros sucumban (pierdan) duramente ( supongo que se refiere a que sufran un castigo duro por parte del adversario) , mantener al otro “handler” lejos de su perro u otros actos antideportivos. El árbitro decidirá en contra de uno que actúe así.

Regla 19: Si la policía interfiere el árbitro nombrará el próximo lugar de encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...