viernes, 21 de octubre de 2011

Entrevista a Víctor Aycart (primera parte); introducción crítica al mundo del “pit bull game” y las peleas


En este artículo transcribo la primera parte de una entrevista aparecida en el número de Abril-Mayo de 1999 de la publicación “The American Gamedog Times”. En ella Víctor Aycart, responsable de Southern Kennels, nos cuenta sus inicios, experiencias y trayectoria en el mundo del pit bull.

Víctor Aycart junto a su mítico perro May Day

Sería un hipócrita si me limitase a presentar el texto y obviara que el universo pit bull en el que se movió Víctor Aycart desde sus inicios, en su Ecuador natal, hasta el triunfo y la fama internacionales que le reportó su mejor ejemplar, Gr Ch Southern´s Kennels May Day ROM , fue el de las peleas de perros. Probablemente ya sea la enésima vez que en este blog condeno todo lo relacionado con este asunto, pero no me importa volver a hacerlo, y además en esta ocasión me voy a extender un poco más, dando algunas explicaciones al respecto.

Fuera de los libros y revistas cinófilas que leí con fruición en mi niñez, no recuerdo haber visto los primeros american staffordshire terrier de carne y hueso hasta principios de los 90; un lustro más tarde llegaron los pit bull, y un año después tuve la oportunidad, por una serie de azares del destino, de estar frente a un pit bull 100% game, Ch. ( es decir, con tres peleas profesionales ganadas) y con una ficha propia en la célebre web:  http://www.apbt.online-pedigrees.com/

Probablemente yo sólo había visto unos tres o cuatro pit bulls hasta esa fecha, y se trataba de lo que cualquier perrero vinculado al mundo “game” denominaría como “perros cur”, es decir, sin un árbol genealógico reconocido vinculado a las peleas profesionales; y por tanto más cercano a un american staffordshire de concurso de belleza que a un apbt. En esa época yo tenía la idea del perro de ring que tiene el público en general, esto es : un animal extraordinariamente musculado, con un cuello y un torso desmesurados, de en torno a 35 o 40 kilos, luciendo las orejas cortadas y con un tipo de agresividad incontrolable. Pero lo que encontré en aquellos caniles destrozó por completo todos mis esquemas preconcebidos;  porque lo que yo tenía ante mí eran un par de animales pequeños, creo que recordar que uno pesaba 18 kilos y el otro 21,  con las orejas completas, una increíble definición muscular – se podía intuir todo un amasijo fibras y ligamentos bajo aquella piel garabateada de cicatrices- y un aire extraño de perro mestizo- de hecho, recuerdo haber pensado que aquellos ejemplares tenían el aspecto de ser cruces de pit bull con lo que vulgarmente se conoce como perro ratonero.

Pero lo que más me impresionó de aquellos animales fue su prestancia, la forma en que se estiraban y desperezaban atados a una larga cadena, el modo en que, por así decirlo, ocupaban el espacio y se mostraban ante el mundo. Su mirada tranquila, la sensación de extraordinario poder contenido que transmitían, era realmente sorprendente. La comparación con el típico apbt común, de los que se empezaban a ver por mi ciudad, era del todo imposible. De hecho, en aquellos caniles, aparte de algunos presas canarios, tenían también ejemplares de pit bulls comunes, y de este modo pude, no ya ver, sino experimentar de una forma absolutamente empírica e inaprehensible, la diferencia mayúscula en cuanto a la sensación de aplomo y seguridad que me sugerían en cada uno de sus movimientos aquellos “pequeños perros de pelea”, con respecto a lo que uno veía en los apbt más pesados, que tenían un despliegue gestual mucho más exagerado, parecido al de cualquier gran perro moloso que basa su dominancia en la vana seguridad del tamaño.



Sobre estas líneas dos ejemplos perfectos de apbt 100% game, con un físico muy alejado del clásico pit bull convencional que se puede ver paseando por cualquier parque público

Ese descubrimiento- casi lo definiría como revelación- motivó que el apbt 100% game pasase a ser desde entonces una de mis razas favoritas; y he de reconocer que, pese a que siempre condené y desprecié el nivel más bajo de las peleas callejeras, donde se baten perros de cualquier raza de presa, mantuve durante cuatro o cinco años una visión romántica y totalmente equivocada acerca de los “match” profesionales.

Por otro lado, dejo claro y diáfano, que jamás he participado, ni como espectador ni como parte interesada, en una pelea de perros o en cualquier tipo de actividad que entrañe sufrimiento animal- es más, incluso en el asunto de la caza mayor o menor, sólo me interesan los perros, y siempre he rehusado asistir a cuantas cacerías he sido invitado.

Pero es totalmente cierto que, al igual que le ha ocurrido a muchos otros aficionados al apbt, la lectura de todas esas crónicas y reportes de peleas legendarias, causaron una honda impresión en mí; y por un tiempo llegué a justificar la barbarie que supone enfrentar a dos perros en un ring por el mero placer de ver satisfecha la parte más primitiva, brutal y obscena – supongo que también instintiva y vital- que, de un modo u otro, todos los humanos llevamos dentro.

La imagen del peleador profesional como émulo contemporáneo de Cockney ”Charles Lloyd o de John P. Colby, atrae a muchos aficionados sin mala intención que creen verse  transportados a un “revival” de cartón piedra de la Inglaterra Victoriana, donde caballeros honorables apuestan en libras esterlinas por la bravura de sus perros. Pero nada más lejos de la realidad, tras toda la épica barata que envuelve a estos duelos sólo hay un nivel de inmoralidad y sufrimiento animal intolerables;  que si bien puede ser entendido en el contexto de sociedades decimonónicas, hoy en día carece por completo de sentido.

Otro asunto es el reconocimiento justo a la fenomenal casta de animales que la selección artificial y el devenir histórico han modelado, y el consiguiente reto que se nos plantea en la actualidad a la hora de preservar ciertas características sobresalientes de esos animales. No es un tema baladí, porque resulta a todas luces paradójico admirar a un animal que ha sido creado por y para la lucha a muerte en un ring, y al mismo tiempo detestar esta actividad. La solución a este nudo gordiano no parece fácil, y con seguridad el apbt game, tal y como lo conocemos, desaparecerá cuando lo hagan las peleas; pero de eso hablaremos otro día…


Entrevista a Víctor Aycart  aparecida en "The American Gamedog Times " Abril-Mayo de 1999:


 
1- ¿Cuándo y cómo comenzaste con los perros?


Bueno, amigo mío, esa es una larga historia, cuando yo era un niño como de diez, once, doce años ya me gustaban las peleas de perros y con un par de amigos en mi ciudad Guayaquil (Ecuador) intentábamos siempre ver quién era el rey allí, así que casi todas las noches hacíamos una ronda en nuestras bicicletas con nuestros perros y veíamos si podíamos encontrar alguna pelea para ellos. Por supuesto allí había pointers, pastores alemanes, collies, boxers, dobermans y también perros de ninguna raza reconocida, mestizos; y algunos de ellos parecían buenos. Recuerdo haber visto una pelea de 35 minutos entre los dos mejores perros de mi ciudad; uno era un mestizo, a su madre la encontraron en una de nuestras playas en Ecuador y estaba en celo con muchos perros detrás de ella, el otro tenía aspecto de perro de caza.

De cualquier manera lo que estoy tratando de explicarte es que yo era un fanático de las peleas de perros incluso cuando era un niño. Después de eso, no hice nada más relacionado con las peleas hasta los 21 años. Entonces encontré a un caballero Inglés, Mr Stanley Moss, que tenía dos staffordshire importados de Inglaterra: Baron y Sussy. Cuando ví a aquellos dos perros, comprendí que representaban exactamente lo que había estado buscando durante años en un perro. Eran compactos, fuertes, eléctricos y auténticas máquinas de lucha. Por supuesto hay que decir que no habían luchado más que contra perros de la calle en Salinas (playa de Ecuador). En cuanto tuvieron cachorros, inmediatamente compré dos de ellos, un macho al que llamé “killer” y una hembra de nombre “Bonnie”. Competí con aquellos dos pequeños perros;  y acabaron con toda clase de razas: pastores alemanes, dobermans etc... Yo era el número uno de las peleas de perros en mi ciudad je je je, eso era lo que quería, tener a los mejores. Estaba muy féliz. Disfruté de ellos por un tiempo, pero luego tuve mucho trabajo, los tenía en casa de mis padres y los sacaba a caminar algunas veces, la cosa era así, se empezaron a poner viejos y entonces luego ya sólo los paseaba una vez a la semana.

Cuando tenia alrededor de 27 años cayó en mis manos un libro escrito por Richard Stratton dónde pude ver una foto grande de “Going Light Barney”, un perro que, supuestamente, había resultado ganador en muchísimas peleas. El autor escribía grandes cosas sobre él y sus batallas, y eso me abrió los ojos... Dije ¡ Uauh! , aquello eran peleas oficiales. Existía gente que practicaba peleas profesionales de perros, con reglas, pesos etc... Desde ese momento estuve ansioso con el tema de los Pit bull. Después me suscribí a un magazine llamado "The Gazette" (ADBA) e importé algunos Pit Bull a Ecuador procedentes de concursos de belleza y conformación. Eran de las líneas de sangre del gran Going Light Barney; después de eso empezamos a competir en Ecuador.

Pero en pocos meses descubrimos que no había nada de GAME en ellos, todos los perros se paraban a los 15, 20 o como máximo 30 minutos, estábamos muy frustrados.

Después en 1985 cuando yo tenía 30 años me mudé a Miami con mi familia por asuntos de negocios y comencé una nueva vida allí. A través de la revista The Gazette(ADBA) conocí a una persona que tenía buenos perros Eli Jr procedentes de la línea de sangre de Gr. Ch. Nigerino. Este amigo vivía en Sacramento y yo en Miami. De cualquier manera, nosotros tuvimos una buena relación de amistad y llegamos a ser propietarios conjuntos de una muy buena perra llamada “Perry & Aycart´s Miss Pachman”, con la que también criamos cachorros.

Este mismo amigo me introdujo en el SDJ (Sporting Dogs Journal), que fue mi gran ventana a los perros, allí pude ver muy buenos ejemplares y líneas de sangre. Por primera vez en mi vida yo vi verdaderos “Champions” (3 combates profesionales ganados) y “Grand Champions” (cinco combates)  como Havana Boy’s Ch. Maggie(ROM) y Havana Boy’s Gr.Ch.Rodney ( medio hermano de mi May Day), Havana Boys’ Ch. Budweiser , etc... Inmediatamente después eso, a través de la revista entré en contacto con la gente local vinculada a los perros y ya me introduje de lleno en el auténtico mundo de pit bull de Estados Unidos.



2-¿ Como empezó Southern Kennels y quiénes son los miembros? Por otra parte ¿quién te ayudó en el “juego”?


Después de haber invertido mucho dinero en perros de diferentes líneas de sangre, como pesados Bullyson / Jr. Eli, Pure Red Boy, Red Boy / Jocko, eSnooty y Jeep. Probé todas las líneas más importantes del mercado, pero no obtuve buenos resultados. Tuve muchas peleas, pero demasiadas pérdidas !?!?!? Así que pensé que si tenía cien buenos perros al mismo tiempo, ¿por qué no podíamos conseguir el éxito? Yo estaba originalmente asociado con Havana Tito, pronto me di cuenta de que este hombre no iría a ningún lado con los perros. Entonces me asocié con los Latin Boys, el jefe era Oscar, mucho mejor que Havana Tito, por supuesto. Él acondicionaba bien a los perros  y le gustaba el deporte, pero definitivamente algo no iba bien. Compramos buenos perros y el tipo trabajó muy duro en la preparación de los animales,  pero lo que realmente hizo que me apartase de los Latin Boys fue que nosostros mismos contribuimos a crear un “Grand Champion” , ¿sabes cómo? Je je je…, bueno, perdimos 5 combates, uno detrás de otro, y yo estaba muy frustrado.

Demasiados buenos perros, demasiado tiempo y dinero invertido, y no pudimos obtener ningún éxito,  sólo pérdidas y pérdidas. Oscar era un buen típo, pero no lo suficiente para ganar. Después de esta lista de mlñas experiencias me puise a mirar a mi alrededor y a buscar. ¿ Quien ganaba siempre las peleas? Di con el ranking de Extermination Kennnels, que había ganado 5 de 5 combates, justo lo contrario del record de Latin Boys, lo cual me hizo pensar. Así que empecé a estudiar quien era el jefe allí y quién era realmente el responsable del éxito del kennel. Y descubrí que eran dos socios, Bert y Danny. Danny era el responsable principal. Tenían algún tipo de desacuerdo, y después de años de trabajar juntos se separaron. En ese momento yo estaba preparando a campeona Pretty Girl para su primer encuentro y acudí a Capitán D – Danny:- para pedirle ayuda. El ya no tenía socio así que pensé que em ayudaría en el programa de acondicionamiento de la perra.  Tenía demasiados buenos perros, casi 200 al mismo tiempo, y todo lo que necesitaba era un buen preparador ; alguien serio, profesional y dedicado. Y ese era el famoso Capitán D, pero fue una gran sorpresa para mí cuando éste me dijo que antes de colaborar conmigo le tenía que pedir autorización a quien le había enseñado a él a preparar perros. Esa persona era el Dr. Pepe, el responsable de un laboratorio. Finalmente consiguió la autorización de su jefe, pero necesitábamos a otro más para ayudarnos. Me habló de José y empezamos a  trabajar en Pretty Girl, lo que fue una gran experiencia para mí. Este Capitan D era realmente un buen preparador de perros, no sólo por sus conocimientos sobre nutrición, trabajando etc… sino por su disciplina militar. Nunca llegaba cinco minutos tarde y jamás ponía excusas para no venir a trabajar una noche en particular. No sólo me enseño acerca del  acondicionamiento y la buena alimentación, sino que también me mostró como tomarse el asunto de los perros enserio. Siempre lo recordaré diciendo que cada día se pone un poquito más en el perro, un poquito más,  un poquito más, y al final del programa de entrenamiento todos esos “poquitos” diarios harán una GRAN diferencia en la “caja”, en el ring de pelea. Eso demostró ser cierto. Él estaba siempre allí a la hora. Demostró ser un profesor estricto, difícil y duro a veces, y con un fuerte carácter; pero ese fue el camino que me mostró. Aprendía lo que tenía que hacer para ser un perrero de éxito. Siempre le estaré agradecido al Capitán D.  Todo el mundo tiene cosas buenas y malas que contar del Capitán D, tengo que recordarlo como el hombre que fue, un gran apoyo para Southern Kennels, que en el futuro marcará la diferencia. Espero que tengamos mucho éxito con sus lecciones.

Trabajamos juntos: el Capitán D, José y yo mismo, pero luego el huracán Andrew destruyó nuestra granja y la “Humane Society” ( es la asociación pro defensa de los animales más poderosa de EE.UU. ) vino a vernos… Después de eso mantuve una terrible batalla legal con ellos durantes dos años. Y pese a que gané, el Capitán D no quiso volver a acondicionar a ningún otro perro en su vida. Quizás regrese algún día, y si eso ocurre, una gran competición volverá a todo el área de Florida. Siempre será un apoyo positivo para el “deporte”.

Después de eso José todavía trabajó conmigo durante algún tiempo; él estaba allí cuando empecé con Mayday, Dragon Lady, Madonna y Choice, pero unos meses después lo dejó. Después de eso encontré a mi buen amigo Angel, que fue una clave importante para el éxito futuro que nos aguardaba.

Mi amigo Angel era un experto en nutrición. Él me mostró lo que el capitán D no hizo. Recuerdo haber dicho antes que era una persona difícil. Todo lo que él no me enseñó, me lo mostró Ángel. En ese momento, con toda esa valiosa información, Mayday y sus hermanas empezaron a ganar en las competiciones por la vía rápida. 50% es el perro y el 50% es su propietario. Y puedo decirlo porque lo confirmé con mis propias experiencias.

Tras eso estuve solo durante años. Trabajé mis perros con el apoyo técnico de mi buen amigo Ángel. Más tarde desarrollamos una relación de amistad más estrecha. Y después conocí a Pepe , el profesor de Capitan D, que fue también un muy buen amigo que me dio buenos consejos.

Durante el cuarto combate de Mayday, Champion Buddah le rompió la pata delantera derecha; mi veterinario dijo que nunca podría volver a ser entrenado. A los pocos días de trabajo en su acondicionamiento sus huesos le harían sentir muchísimo dolor. Durante mis dos últimos años en los EE.UU. tuve el privilegio de conocer a un buen amigo, Cuban Missing Link, que realmente apoyó a Southern  Kennels. Me dijo que Mayday sería preparado una vez más. Yo le dije, “No, eso es imposible ". Y él me dijo que estaba loco si permitía que el perro se quedase sentado siendo 4 veces campeón sin intentar hacer de él un Grand Champion con 5 victorias.

Esto ya era un año después de su último combate; y el perro sólo podía caminar sobre tres patas. Me comentó que lo pondríamos en un programa de pre-entreno y si a pesar de todas sus limitaciones el perro era capaz de soportarlo, lo encaminaríamos hacia su quinto campeonato.

Missing Link me dijo de antemano que iba a conseguir que Mayday pareciese dos años más joven, supuestamente nadie sería capaz de reconocer que pierna había sido la fracturada. Yo me reí y le dije que estaba loco, no obstante, empezamos con el programa.

El primer día, cuando lo sacamos a las 5:00 am, no podía caminar derecho. Era un perro de tres patas, no cabía duda. Pero eso era sólo porque yo no lo había vuelto a pasear después de la lesión; después nos dimos cuenta de que la pierna estaba perfecta.Lo hizo muy bien durante sus entrenamientos. Tengo que reconocer que si no fuera por mi buen amigo Cuban Missing Link , Mayday nunca habría ganado su quinto combate. Su programa de acondicionamiento era nuevo para mí.

Esto realmente supuso la guinda del pastel a toda mi experiencia como preparador de perros. Por supuesto, siempre con el valioso apoyo de mi amigo Angel, que fue a todos lados con nuestros perros, y a Razorback´s J.C. Hoy, Southern Kennels soy solamente yo, pero todavía mantengo una fuerte relación con Angel, missing Link y J.C. Incluso desde tan lejos donde vivo ahora. Trabajamos juntos “jugando” a los perros y apoyándonos los unos a los otros de diferentes maneras. Fue verdaderamente una experiencia formidable. Y creo que yo también tengo algo de mérito. Fue muchísimo trabajo y montones de malas experiencias, pero ese es el precio que hay que pagar para obtener el éxito.



3-¿Cuáles son las cualidades que buscas en un semental o en una hembra reproductora?


Para criar es muy importante el seleccionar las líneas de sangre muy bien antes de iniciar el proceso. Tenemos que tener claro en nuestra mente el hecho de que el pedigree, o los papeles, no hacen a los campeones, pero un perro bueno, “game” y ganador hace que su propio pedigrí parezca algo grande. Sólo quería puntualizar este aspecto.

Cuando hablamos de Sementales y hembras reproductoras, estamos hablando sobre el futuro y de muchos años invertidos en comida, espacio, tiempo y dinero.  Así que tenemos que llevar a cabo una muy, muy estricta selección antes de decidirnos a criar con un determinado ejemplar, ya sea perro o perra. Este paso te puede llevar a la cima o hundirte, así que es una decisión importantísima.

Las cualidades que busco en un perro o una perra son las siguientes:

1- Gameness (en castellano “finura” o “bravura” , instinto de lucha que toros de lidia, gallos y perros de pelea tienen y que sobrepasa al de supervivencia.)

2- Resistencia.

3- “Stamina”( término difícil de traducir, viene a ser una combinación de resistencia, energía, vigor, ímpetu etc , en castellano podría encajar con la expresión “tener nervio”)

4- Habilidad para la lucha.

5-Inteligencia.

6-Boca.

Estas son las cualidades de un buen perro de pelea y creo que tenemos que criar con pit ganadores para producir a su vez más pit ganadores. Ningún perro puede ser utilizado para la reproducción antes de que hayas probado muy bien su “game” (finura). Como consecuencia de cualquier clase de endogamia (cruces de animales relacionados por parentesco) el perro resultante puede perder habilidad, boca, aire o inteligencia. Pero lo que nunca podemos perder es “game” (bravura) ; no me importa lo bueno que pueda ser un perro criando, si no es “game” no permitiré que monté a mis perras. Por otro lado, quizás puedes tener una perra con carga genética muy endogámica, producto de un cruce de hermano X hermana , o algo por el estilo; pues bien, si la perra no es peleona, puedes intentar cruzarla con un perro de pelea contrastado y luego esperar a ver que produce. Yo soy capaz de criar con cualquier perra mansa, si viene de una línea fuertemente endogámica,  pero, eso sí,  el macho ha de ser necesariamente un gran perro de pelea, un ganador ; mi opinión personal es que si tú crías con ganadores tienes una mejor oportunidad de producir campeones.

(CONTINUARÁ)

24 comentarios:

  1. gracias muy bueno el articulo

    ResponderEliminar
  2. buen articulo espero la continucaciòn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí tienes la continuación (lo bueno se hace esperar... jejeje): http://www.molososyperrosdepresa.com/2012/06/entrevista-victor-aycart-segunda-parte.html

      Eliminar
  3. Anónimo3/3/12 20:00

    VICTOR ME GUSTARIA TENER TU EMAIL DESDE RD

    ResponderEliminar
  4. Q buena historia me encantaría tener un ejemplar como el tuyo . César de Durango dgo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/4/12 05:11

    toda via tiene usted desendientes de manday, donde tiene usted su criadero quisiera tener un desendiente de manday cueste lo que cueste.c k d la r c

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tengo buenos traidos por missing link

      Eliminar
    2. Anónimo5/6/15 02:55

      De donde eres , yo soy cubano llegue ASE poco a miami y busco un buen ca chorro

      Eliminar
  6. ola soy un nuevo afisiona do tengo un pitbull red nouse y esta entrenado para la pelea pero no lo peleo yo tengo un amigo que tuiene un hijo tullo el bili ojala nios cociariamios mucho mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo crio apbt mas de treita anos pero para mi ls mejores aqui son los de cuban missing limk tengo de la linea de ton garner nietos del ch dinamita y del gr ch virgil tambien algo de bolio que es lomejor estos los estoy probando y asta ahora lohacen bien dime que tienes

      Eliminar
    2. Hey tengo una cachorra línea May day quiero arrancarla aver q da

      Eliminar
    3. Anónimo2/7/16 00:50

      Yo tengo uno de sangre mayday aqui en Perú, 2xW 1XGl, tiene dos años y quiero una buena perra para Cruce

      Eliminar
  7. Anónimo3/9/12 20:12

    HOLA ,

    EL BLOG CON MUY BUENA INFORMACIÓN , DESDE LUEGO PERO CREO QUE DEBERÍAS SUPRIMIR COMENTARIOS DE ELEMENTOS CATETOS Y ANALFABETOS COMO EL "AFISIONA DO " .
    CON TODOS LOS RESPETOS , SI NO ESTAS DE ACUERDO CON LAS PELEAS PORQUE PERMITES ESTOS COMENTARIOS ?DESVIRTUAN TU BLOG. SI REFLEXIONAS Y ERES INTELIGENTE COMO CREO QUE ERES VERÁS QUE TENGO RAZÓN.

    SALUDOS DE UN AMANTE DE LOS PIT Y DE LOS PERROS EN GENERAL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general a menos que la gente diga verdaderas barbaridades: insultando directamente a alguien o amenazando intento no moderar ningún comentario.

      De hecho hasta ahora sólo he borrado mensajes de una persona que tuvo un comportamiento como el que he descrito.

      Considero que la libertad de expresión ha de primar, luego ya será el lector el que juzgue quién comenta cosas de interés o quien es sencillamente un ignorante.

      Eliminar
    2. mira mas que yo creo que no hay quien mas a los perros y los res peto por la funcion que hace cada cual yparalo que fueron creados creo que si el apbt no se peleara dejaria de existir si no como sabemos su geme si los peleos con su s reglas

      Eliminar
  8. MUY BUEN ARTICULO DIRIA EXELENTE , MUCHOS RECUERDOS DE LA EPOCA DORADA DE LOS PIT SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchos saludos quisiera conocerte mas para intercambiar opiniones y conocimietos de los pit

      Eliminar
  9. Felicidades al sr victor aycart y a us trayectoria en el Game tambien jugue un tiempo pero a maner de anecdota Tengo una Gigantografia de Mayday en mi cuarto admiro su coraje y sus logros..viva siuther kennels

    ResponderEliminar
  10. hola amigo veo que eres gran conocedor de los pit creo victor tuvo un toque de suerte que le cayo en sus manos al gran may day pero fijate que mister tan vendio llelo por la suma de 300 dolares porque iva lento a las pruebas asi que no confiaba en el y para mi ha sido uno de los reproductores mas grandes del mundo su game es incomparable inclusive me atrevo a afirmar que hoy en dia no existe uno como el ese toque redboy yoko es imprecionante bueno amigo estas h istoria creo que la sabes . el primer libro que cayo en mis manos sobre los apbt fue en defensa del apbt escrito por el senor don mariano peinado me impresiono mucho su trabajo asi como sus ejemplares que para mi orgullo por suerte y desgracia tuve un ejemplar hijo directo de su mejor reproductor red pit pero se me murio ya tenia 9 anos cuandu lo consegui estaba enfermo y mal tratado por la ignorancia lo senti mucho y todavia lo lamento a pesar del poco tiempo que estuvo conmigo era calver puro luego conoci de los jurnales y me introduje mas en este mundo un amigo me presto por poco tienpo un libro que se titula the game dog parte1 este libro es maravilloso aqui me es muy dificil octenerlo yo me emociono mucho cuando converso con conocedores verdaderos de los pit y su maravillosa historia atraves de los tiempos mi telefono 58093255 exitos y lucha por comservar los verdaderos american pit bull terrier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos tus comentarios pienso de igual forma en la conservación del APBT puro serio un gusto estar en contacto y compartir opiniones

      Eliminar
  11. perrazo ese mayday un amigo x aca en gdl jalisco tiene de esa sangrita unos ejemplares

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3/1/15 18:59

    Muy buenos ejemplares de la line may day hace 13 años atrás tuve uno el cual era muy bueno buena combinación de sangres ahora tengo uno que es de otras líneas muy bueno pero también lleva may day en sus genes

    ResponderEliminar
  13. Que bueno que existan este tipo de blog así ayudan a conservar los APBT puros

    ResponderEliminar
  14. Tengo una cachorra de la línea mayday de 1 año quiero arrancarla necesito contactar con el grupo quiero ver q da para entrenarla

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...